7 de setiembre de 2007

Sebastián, tirado en la cama, escuchaba a buen volumen la versión original de “Solo quiero salir de aquí” de Cross. La primavera estaba a pleno cumpliendo su labor del otro lado de la persiana. Eran las dos y cuarto de la tarde. Los padres estaban en sus trabajos, y él en el cuarto con la puerta cerrada, fumando un cigarro post-tuca a oscuras con los ojos clavados en la pantalla de la tele sin canal.

A los diecisiete años, la voz del Marcelo en esa canción hace mella. En esa burbuja de gris oscuro con los pósters del cuarto indefinidos, la rola le producía una atmósfera de vértigo poderoso por el sonido de la voz. La voz es poderosa en esa canción. La letra era un himno, en ese momento, y al pensarlo se le levantaron las comisuras de los labios y pegó una calada que hizo que el humo fuera la imagen misma de la frase: “este es mi ejemplo, no lo pienses dos veces, volá hasta que no recuerdes quién sos”. Entonces la sonrisita se hizo risa mientras caía la ceniza al buzo de lana negro, y siguió riendo mientras apagaba el pucho.

Se levantó de la cama y antes del final rebobinó. Rewind. Giró la perilla del volumen a la derecha hasta la medida de BUEN volumen, volvió al horizontal moviendo el cuerpo para actuar la canción, y mientras sonaba lo fue cantando hasta llegar a gritarlo como el Marcelo Cross. Al terminar la última estrofa cantada lo cortó y fue a mear. Pitó un par de veces, después prendió un Nevada y la puso de vuelta un pelín más fuerte. Ahora parado delante de la tele, cantó la canción entera como si la tuviera que cantar él. Se erizó en un par de frases y conoció otra versión de un orgasmo. Conoció ese llanto que llega por lo grande del placer.

Salió a la calle pero pronto volvió a encerrarse: “¡Me cago en el liceo! ¡Voy a armar una banda que diga cosas así!”, se dijo. Pegó un par de caladas más mirando una revista de cómics cachondos y se durmió pensando en que él también tenía la emoción suficiente para gritar melodías y letras así de sinceras. “Eso voy a hacer: letras que acompañan y calman a los que estamos por fuera”.

Su noche fue la siesta. Cenó con sus padres y cuando la tele se puso divertida, se fue a dar una vuelta aprovechando la distracción del vino y el programa de entretenimientos que disfrutaban sus viejos.

Bajó a la playa Malvín. La arena estaba fría y vacía. El cigarro y el tetra, no. La ciudad parecía una guirnalda fina y larga de luces que parpadeaban. La imagen era tal cual la del tango. Tenía la tristeza y melancolía que sorprende a alguien que vio algo diferente a lo de todos los días.

Cerró la puerta del cuarto escuchando los ronquidos desparejos de sus padres y se quedó dibujando hasta las cinco de la mañana.


Pedro Dalton

La de la Plaza Matriz

·freeway·

...la que tiene etiqueta, la de la ®, la versión original...



14 comentarios:

Mr.Wolf dijo...

Snif, me emocione, una vez más esta beta de escritor que Pedro esta explorando, nos llena con pequeños relatos llenos de vida y autenticidad...en fin muy disfrutable.

Frank dijo...

Arial 12, nico erre? asi escribo como Peter.
Bueno voy a leer a ver que tuulll...
Aunque sin leer y por el comment de Wolf ya me hago una idea y les cuento : prefiero sin duda los relatos llenos de simbolismo y de egocentrismo en los que nuestro personaje es un ser confundido en un mundo de sensaciones y sonidos fundido en uno con su al rededor el cual esta plagado de imagenes y movimiento. Prefiero "el sol que rebota en las barandas" en un amanecer de noche de insomnio; el “corazon limpio” adherido a las costillas en "el ojo"... Pero bien, enhorabuena; envidio a ese ser con la capacidad de amar y dejarse amar.

Frank dijo...

bueno, me fui al carajo, me imaginaba otro de amor al lado de la estufa. Perdon.

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

Otra vez, gran relato de Pedro. Me encantó cómo pudo tomar esa sensación de yo también voy a hacer esto que a tantos de nosotros nos sucede. Me da la impresión del cuento como un himno, algo como en Teenage Riot o Tuff Gnarl cantándole a la juventud o esa canción tan cargada de espíritu desafiante como es Bandera Azul de LHM, para poner un ejemplo uruguayo.
Realmente, una situación exacta que me debe hacer pasado a mi escuchando los Buenos, ese decir, "voy a hacer algo igual a esto", solo que en mi caso termino percatandome de que no puedo, o que de repetir aquello, estaría perdiendo toda la magia de la original

Anónimo dijo...

¿Soy el único al que el relato le parece totalmente autobiográfico?

Anónimo dijo...

La terminal Rio Branco queda en Rio Branco y Galicia?

Gracias.

Mr.Wolf dijo...

El relato tiene a mi enteder mucho de autobiografico.

Milena dijo...

No anónimo no es el único..a mi me pasó lo mismo...me erizó.... me vi reflejada...

Frank dijo...

Tan evidente que no crei necesario decirlo.
Bueno, esperamos los comentarios de el toque de Sauce Monos, aquellos que fueron que nos cuenten y hagan chillar de envidia.
Ayer fui a Semifusa a comprar las entradas para La Barraca y aún no estaban a la venta.

Frank dijo...

El domingo a eso de las 13, me volvia de la playa y me encuentro con un especimen de la comunidad de primates que regresaba de Sauce. Me dijo que estubo buenisimo y que la musica del boliche, al margen de la de BM, estubo acorde.

Bruno dijo...

Volviendo a la 1 de la tarde del domingo??? Encara.
En la semana compro la entrada,setiembre mes en el cual el sueldo no me alcanza pa nada









PD:Alguien cruza el charco?

gabyto dijo...

si yo fuy
estubo jenial lo unico que se cortaron la cara con el pool que no me dejaron jugar apesar de que el voliche estava vasio
pero despues de seo inpeca los patovica los mejores no eran los clasicos que te meten la fria y no te dejan disfrutar bo vuena onda todo el mundo venia la jente sete avrasava y te cantavan temas
un abraso para la jente de sause que se portaron
no seme esta permitido pasar las fotos una mona me puso pena de sacarle la primisia en cuanto publique dicha persona las paso a todo publico
besos

Milena dijo...

Bueno Monos, la verdad que el toque del sábado estuvo alucinante, muy buen sonido, tocaron desde las 2:40hs hasta las 4:20hs, sin cortes, todo de corrido...tocaron los temas perfectos..los infaltables, además de los hits...
Había mucha gente...people strange...eso fue medio cagada, la verdad que estaba todo el mundo descontrolado, saltando de un lado para otro (parecía que habían tomado jugo de gummy vallas!), empujando..les juro que eso me enferma!!! no le banco la cabeza a la gente así...estoy re quemada...las minas desesperadas gritando y haciendo cualquiera..yo que se..eso fue decadente! pero en fin..estuvo bueno...
Hubo un tipo que subió al escenario y cantó Temperamento junto a Pedro..y en una, Marcelo bajó del escenario y toco la guitarra ahi..entre toda la gente..eso estuvo alucinante...
La verdad, dentro de los empujones etc etc..me regocijé con cada canción...lo disfruté..me encanto!
un abrazo!

Ameba dijo...

Bueno que bueno el Sauce, lindos comentarios por lo que he escuchado, hacia tiempo no lo veíamos Gabyto!....ahora a esperar la Barraca.