22 de noviembre de 2008

Ojalá
En el cuarto está sonando "Ojalá" de Silvio Rodriguez mientras redibujo la foto de una nueva persona común, que soy yo mismo en el espejo de baño, y las palabras de la canción suenan a rebelión underground. Se sienten bajo tierra...
...bajo las tablas.
Entonces la muerte como un espasmo de gloria deseada aplasta una vez más a la inercia, incapaz de congelarnos. Entonces la risa en el cuarto.
¡Ja! Le saqué una foto a la muerte en el espejo del baño. Tenía los ojos cerrados y perfume a humano.



Pedro Dalton


Extraido de Freeway/noviembre 08


9 comentarios:

Mr.Wolf dijo...

Alguien tenia que rescatarnos de la modorra bloguistica que estabamos teniendo, gracias Miss Natalia por este aporte. En primer lugar por avisarnos a los que no leemos revistas de bolsillo, que Peter vive y lucha y en segundo lugar por mantener estable es pulso de este blog en estado de coma.

Mr.Wolf dijo...

Watson creo que este blog ya no es tan popular como antes..

Mr.Wolf dijo...

Será posible que los poetas no puedan escribir una prosa libre de la palabra "espasmo".
¿Acaso no hay sínonimos para esta palabra?
En fin solo hacia esa observación.

Verónica dijo...

Buenas... Alguien sabe algo de cuando vuelven a tocar?

Mauri dijo...

Ni idea cuando tocan nuevamente, pero espero que metan una Trastienda

Anónimo dijo...

si estan en Bs As. el 19 de diciembre, pueden ver al señor Dalton cantando varios temas con la banda porteña Angela Tullida en el Perero Andaluz - San Telmo

Mr.Wolf dijo...

Con Angela Tullida, fué realmente muy lindo verlos hace unos años, no recuerdo ahora si fue en el viejo o el nuevo Pachamama.
Que tiempos aquellos!

Hanks dijo...

Leo y vuelvo a leer. Veo al diablo hablando sobre el absurdo, sobre la inercia y su posible derrota. Sigue el absurdo jugando en el cuarto, pega dos saltos y se escapa al baño, en la cisterna está el recorte pegado, no canta Silvio, solo imagino Dalton jugando a la bolita con su propio diablo.

Sólo digo, Buenos Muchachos.

CAVERNNET dijo...

Es noche buena.
Laburo aún y sola en esta oficina lúgubre me tomo unos alcoholes, mientras suena climático musto.
Estoy caminando por esa línea que me divide de entrar en bajón o unirme a la fiesta pegajosa con pocas ganas.
Que suerte que todavía tengo los discos y este blog que aunque parezca vacío, siento que los clicks no hacen eco.

Gracias primates, uno va llenando el vacío sabiendo que estan ustedes chillando todavía